Veerle Doksany Svaty Kopecek Vrbove Bonlieu - France Aulendorf - Germany Mariengaard - Netherlands Trnava - Czeh-Moravian and Slovakian Provinces Zsambek - Hungary OOsterhout - Netherlands Imbrabowice - Polland Zwierzyniecz Cracow - Polland Toro - Spain Villoria de Orbigo - Spain Tehachapi - USA Sankt Gallen - Switzerland

| ENGLISH | DEUTSCH| ESPAÑOL | SLOVENSKI | MAGYAR

Esta hermandad es la más antigua de Polonia. Desde 1126 están presentes al norte de Polonia, en Koscielna Wies. Las hermanas norbertinas del sur de Polonia han llegado desde Doksany. Según algunos historiadores, el convento de Zwierzyniecz fue fundado en la iglesia ya existente llamada San Salvador. (La iglesia fue construida en 1148 por Agnieszka, la esposa de Wygnaniec II, príncipe exilado de Wladyslav.) La hermana de Agnieszka, Gertrudis (esposa del príncipe checo Wladyslav II) fue la que fundó el convento premonstratense de Doksany, cerca de Praga, en 1144. Junto a las dos princesas, es Jaksa Gryfita el posible fundador del convento en 1162. Las hermanas premonstratenses han vivido aquí hasta el día de hoy. Antes de la partición de Polonia, el país poseía cuatro conventos premonstratenses (en Wroclaw, Hebdow, Witow y Nowy Sacz) y vivían premonstratenses en otras 11 comunidades (en Strzelno, Zwierzyniec, Plock, Busko, Carnowas, Zukowo, Imbramowice, Krzyanowice, Leczyca, Boleslawice y en la iglesia y convento San Wislna en Cracovia, fundada en 1643 por la priora de Zwierzyniec). La historia del convento está estrechamente relacionada con la de Polonia y Cracovia: invasiones de los tártaros (1241, 1259, 1287); incursiones suecas (1655, 1657, 1702-1709); inundaciones, epidemias de peste; las particiones austríacas, rusas y prusianas y las dos guerras mundiales (1914-1918, 1939-1945). Las monjas norbertinas sobrevivieron a estos altibajos, reconstruyeron su convento y volvieron a empezar su vida comunal. Tenían un rol muy importante en la educación, su escuela conventual ya existía antes de que se instaurara la educación estatal. Varias generaciones de monjas premonstratenses eran testigos de la fe y del amor de Dios. Tenemos que destacar especialmente a la Beata Bronislawa (+1259), Judyta Krakowianka (+1255), Fabislawa (siglo XIII), Malgorzata (siglo XIII), Weronika (+1469), la novicia Zofia Lubormiska (+1637), Dorota Kacka (+1643), Anna Mlodziejowska y Anna Myszkowska que murió a manos de los cosacos. Aquí se incluye también a la servidora de Dios Emilia Podolska (+1889) que ofreció su vida por el resurgimiento de la Orden. La Beata Bronislawa es la santa más popular en Cracovia y en Polonia. Ella es la patrona de los jóvenes y los sufrientes. El padre Adalbert Frejka de Strahov y nuestra hermana Michaela Andruskiewicz fueron los que fundaron la congregación de las hermanas premonstratenses en Svaty Kopecek cerca de Olomouc, en 1902. En 1905 el zar Nicolás II publicó un decreto anunciando tolerancia hacia la práctica de la religión católica. Las hermanas de Imbramowice volvieron a abrir su noviciado que había sido cerrada anteriormente por las autoridades rusas. El convento de Zwierzyniec en seguida les prestó ayuda mandando cinco hermanas. La priora aquí fue Anzelma Wisniecka durante tres años, hasta el año 1927 cuando Sebastian Raday, canónigo premonstratense de Jasov la invitó para que le ayudara a restablecer el convento de Külsõvat en Hungría. El período posterior a la II Guerra Mundial le trajo tiempos difíciles de comunismo a la Europa del Este. Las premonstratenses de Cracovia seguían con su vida comunal. Dividieron su casa y en la planta baja crearon salones de case para enseñar religión a niños y estudiantes.

El abad Michael Projezdny y sus hermanos de la orden de Strahov apoyaron el reasentamiento de las monjas contemplativas en Doksany (el 2 de febrero de 1998). Dos de las primeras hermanas eran de origen checo (las hermanas Franciszka y Pawla) y dos de origen polaco (las hermanas Teresa y Alberta). Gracias a la Providencia Divina y al patrocinio de la Beata Bronislawa nuestra casa, convento y comunidad existen ininterrumpidamente desde el siglo XII. Tratamos de vivir bajo la influencia carismática de San Norberto. Creemos en que el Dios bondadoso nos preparará nuevas oportunidades para nuestra orden.

Durante el comunismo las hermanas trabajaban en una industria artesanal: produciendo ropa, bordando, preparando maniquíes y muñecas para teatros infantiles. De estos tiempos algunas de nuestras hermanas reciben pensión. Nuestra iglesia está al servicio de la Parroquia San Salvador. Aparte del convento y la iglesia parroquial tenemos cuatro capillas también. Las hermanas sirven a la iglesia con sus oraciones y su trabajo; ellas mantienen el orden y la limpieza de las ropas litúrgicas y de las sabanillas de altar, además decoran los altares con flores. Una de nuestras hermanas cocina para el obispo y los sacerdotes de la parroquia. Las monjas norbertinas trabajan también en la Parroquia Sagrado Corazón en Cracovia-Lubocza, donde no hay iglesia. En la planta baja de nuestra casa hemos creado una capilla para las necesidades espirituales de los habitantes de Lubocza.

Nos hacemos cargo también de los pobres que se acercan a la puerta del convento. Las hermanas se encargan de todas las tareas alrededor de la casa y de los jardines. Servimos también a los peregrinos que visitan nuestra iglesia, el santuario de la Beata Bronislawa. Recibimos a los estudiantes e investigadores científicos en nuestro antiguo y rico archivo. Son siempre bienvenidos nuestros hermanos, nuestras familias y todos los demás visitantes.

Nuestra vocación especial es la oración. Recibimos muchas cartas y llamadas de teléfono donde se nos piden oraciones por la intercesión de la Beata Bronislawa y la servidora de Dios, Emilia Podolska. Nosotras hacemos todo lo que nos piden, dando gracias y esperando la canonización de la Beata Bronislawa.


Fragmento de código

Profesión

Arriba