Veerle Doksany Svaty Kopecek Vrbove Bonlieu - France Aulendorf - Germany Mariengaard - Netherlands Trnava - Czeh-Moravian and Slovakian Provinces Zsambek - Hungary OOsterhout - Netherlands Imbrabowice - Polland Zwierzyniecz Cracow - Polland Toro - Spain Villoria de Orbigo - Spain Tehachapi - USA Sankt Gallen - Switzerland

| ENGLISH | DEUTSCH| ESPAÑOL | SLOVENSKI | MAGYAR

EL PRIORATO DE LAS HERMANAS PREMONSTRATENSES DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN es la única comunidad premonstratense femenina en Bélgica. Fue fundada en 1858 por las hermanas de Oosterhut en Neerpelt (Provincia de Limburg), en la diócesis de Liége y fue trasladada en 1955 a Veerle, en la provincia y diócesis de Antwerpen.

La ocasión para la fundación en Neerpelt fue un deseo del padre Franciscus Lommelaers (párroco en Neerpelt entre 1820 y 1859) de establecer una escuela de niñas en su parroquia.

Buscando profesores religiosos encontró la comunidad femenina de Oosterhut en Holanda. Estas monjas también enseñaban porque debido a las leyes de Napoleón que prohibían las comunidades contemplativas les quedó la enseñanza como única opción para sobrevivir. También la hermana del párroco Lommelaers ingresó en esta comunidad en 1811 y murió aquí como priora en 1855. La herencia de un poblador de Neerpelt (una casa grande con jardín y otras construcciones rurales) hizo posible realizar los planes del párroco. Tras varias negociaciones con la Orden y, más tarde, con las autoridades eclesiásticas y civiles, se implementó el plan.

El establecimiento abrió sus puertas oficialmente el 28 de septiembre de 1858. De Oosterhut llegaron ocho hermanas a las que siguieron seis más en los años 1859 y 1860. La hermana Evermoda Brouwers llegó a ser Superiora de la Casa. Después de la muerte del padre Lommelaers el 3 de septiembre de 1865 le encomendaron la asistencia espiritual a las abadías premonstratenses de Tongerlo y Berne. La escuela se inició a finales de 1859. Las hermanas enseñaron aquí durante 28 años y en 1887 desempeñaron la función las hermanas de la Santa Cruz de Liége. Desde entonces las hermanas premonstratenses volvieron a existir como comunidad contemplativa.

El convento se volvió independiente, su estatuto fue aprobado en 1945 por la Santa Sede. En 1948 las hermanas, que habían estado hasta entonces bajo la jurisdicción de la diócesis de Liége, pasaron a estar bajo la jurisdicción de la Orden. Mientras tanto, las vocaciones en la orden crecieron muy rápido. Construyeron una iglesia grande al lado del convento y, para el mejor mantenimiento de la comunidad, establecieron una huerta con verduras y árboles frutales. En 1874 abrieron una panadería para producir hostias. Asimismo, las hermanas cosían y bordaban trajes litúrgicos.

Entre 1949 y 1952 se retomaron las consultas con el cabildo de Veerle y, como resultado de éstas, las hermanas compraron con la indemnización obtenida por sus bienes la estancia de la familia noble Zerezo de Tejada en Veerle. Al lado del castillo se construyó un convento nuevo adonde las hermanas se instalaron el 26 de junio de 1955. La panadería de hostias y la granja seguían funcionando bajo la dirección del prior Verlinden y en 1959 se unió también un taller de encuadernación. Las hermanas abastecían muchas parroquias con sus trajes litúrgicos. El progreso de la Iglesia y el mundo, el Concilio Vaticano II. (1968-1970) y luego el Capítulo General de la Orden (1968-1970), produjo una serie de cambios en su vida. Cambió la liturgia y las reglas de la clausura se suavizaron bastante.

La priora y las hermanas podían asistir a las reuniones. Tenían la posibilidad de estudiar, así como de visitar a sus familias. Dentro del monasterio establecieron salas para recibir huéspedes y grupos. Entre 1969 y 1973 recibieron mucho apoyo por parte del monasterio francés de Bonlieu. Sin embargo, el número de las vocaciones bajó, y el decrecimiento de las hermanas le preocupaba a la comisión de la orden ya desde 1988. Se trataba, sobre todo, del cuidado de las hermanas mayores y de los asuntos de los inmuebles.

La nueva constitución de la comunidad fue aprobada por la Santa Sede el 22 de enero de 2002. Las hermanas celebran la eucaristía todos los días junto con los creyentes en su capilla. Aquí tienen las oraciones comunes e individuales. También hay otras partes de la casa que están abiertas a los miembros de la orden.

Las familias de las hermanas y otros visitantes son siempre bienvenidos en el recibidor con objeto de conversaciones espirituales y asistencia. El parque del convento está siempre accesible para ellos. Las hermanas celebraron el 150 aniversario de su fundación en 2008.


El convento desde el jardín

El convento desde la calle

Arriba